Cómo cuidar la piel del bebé paso a paso

El invierno es una estación muy bonita, pero a la vez muy fría. Las decoraciones navideñas, y los chocolates calientes es lo que más nos gusta. Pero cuando llega el frío, las capas de ropa, o incluso los resfriados no son nada agradables. Si esto nos pasa a ti y a mí, ¿qué le pasa a tu bebé?

La piel del bebé es muy distinta a la nuestra, no hay nada más que verlo o escuchar las típicas expresiones, “tienes la piel como el culito de un bebé, lisa, suave, perfecta”… Además el olor que desprende la piel de un bebé es mágico y adictivo.

Lo más difícil es saber qué es lo que piden, el instinto maternal se va desarrollando, pero siempre está bien tener una guía de cómo cuidar la piel del bebé. ¿Empezamos?

Las diferencias de la piel del bebé.

Cuando digo que no hay una piel igual que otra, no estoy exagerando. Las pieles son todas distintas. Hay unas más sensibles y delicadas como la de los bebés, y otras más rugosas y ásperas como la de gente mayor.

  • La piel del bebé es 10 veces más fina que la tuya. Está en constante crecimiento y maduración. Supone una mayor vulnerabilidad a infecciones, irritaciones y golpes.
  • Su sistema inmunitario no está desarrollado completamente, es inmaduro y la capacidad de protección es menor, por eso requiere de cuidados específicos. La piel es el primer nivel para evitar infecciones.
  • La unión entre las capas de la piel es débil, por lo que resulta muy fácil la deshidratación. La pérdida y absorción de agua es rápida y la función termorreguladora no funciona en su totalidad.
  • Al ser una piel más delgada y frágil es más permeable, por lo que la capacidad de penetración es altísima y con ello su capacidad de reacción. Las irritaciones pueden ser muy exageradas, cuidado con lo que aplicamos.

Una alteración de la función barrera puede provocar dermatitis atópica.

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel muy común en los bebés. Su origen es desconocido, hay varios factores genéticos y hereditarios, pero mantener un equilibrio en la hidratación de la piel puede ser muy beneficioso para su piel.

Seas madre primeriza o una madre experta, los consejos y tips sobre como cuidar la piel del bebé siempre van bien.

Regla de oro: la higiene diaria con productos específicos, para pieles delicadas o sensibles, hipoalergénicas y con un control pediátrico y dermatológico.

  • Baño. Esto es lo más lógico, regular la temperatura del baño, realizar baños cortos y no perder de vista a tu bebé. Ten preparado la esponja, la toalla y todo lo que necesites.
  • Jabones. Usa tratamientos específicos, de pH neutro, suaves y que respeten el manto ácido de la piel.
  • Secado. Igual que a una piel irritada, no frotes su piel con la toalla. Realiza toques ligeros y asegúrate de secar bien las zonas con mayor humedad y los pliegues.
  • Hidratación. Después del baño y una vez seco, hidrata la piel realizando un suave masaje.
  • Irritación del pañal. Mantén esta zona limpia y cuidada para evitar irritaciones. Usa productos específicos como cremas de pasta al agua para ayudar a regenerar la zona y ayúdate de toallitas suaves específicas. Antes de colocar el pañal asegúrate que la zona esté completamente seca para evitar humedades.
  • Nariz y labios. Cuidado con estas zonas delicadas y más durante el invierno. El constante babeo, el resfriado y el chupete pueden afectar a la sensibilización de la zona. Cuidado con los ojos y párpados que también suelen irritarse.
  • Humedad en casa. Los difusores de aceites esenciales son muy beneficiosos para purificar el aire y mantener una correcta humedad. Cuida el ambiente y evita las temperaturas extremas. Las telas que usas también pueden favorecer o perjudicar a la piel del bebé, igual que los detergentes que uses para la ropa y sábanas.
  • No le tengas miedo a la colonia. Hay muchas con activos específicos y una fragancia que enamora.
  • Cuidados fuera de casa. Al salir de casa es importante que cubras las zonas más delicadas. Usa cremas hidratantes y con protección solar, aunque haya nubes. Recuerda que su piel es más vulnerable.

Artículos que también pueden interesarte...

Product added to wishlist