Hongos vaginales

Esto es lo que debes saber sobre los hongos vaginales.

Es lo más incómodo que existe. Seas hombre o mujer tener hongos vaginales es todo un incordio y molesta. También se conoce como candidiasis, pero no la confundas con la cistitis, que es una infección urinaria, muy distinta a la infección vaginal, y ambos términos se confunden mucho. Tanto, que se tratan erróneamente y se alargan los síntomas y la curación. Después de leer este blog podrás diferenciar entre infección y hongos vaginales y cómo prevenirlos.

¿De dónde salen los hongos vaginales?

Son infecciones provocadas por la levadura Candida albicans, un tipo de hongo que vive en nuestra microbiota, y habita en lugares como la boca, el tubo digestivo y la vagina. Existe un equilibrio vaginal entre bacterias y hongos y por diferentes causas, este equilibrio se altera dando lugar a una población mayoritaria de hongos (candidiasis) o bacterias (vaginosis bacteriana) y es cuando aparece la infección.

Antes de nada, quiero eliminar un mito: No es una enfermedad de transmisión sexual pero sí que se puede contagiar

Las causas más comunes de padecer hongos vaginales.

  • Variación hormonal: Se puede producir por una variación hormonal en cada ciclo menstrual, o por el uso de medicamentos como los anticonceptivos que alteran el nivel de estrógenos y hormonas.
  • El embarazo supone un desequilibrio hormonal muy grande por lo que es común tener hongos vaginales.
  • Las prendas demasiado ajustadas o fabricadas con diferentes tejidos como el nylon, favorecen el crecimiento de los hongos debido a la humedad y retención del calor.
  • El uso inadecuado de jabones con perfumes y diferentes pH alteran el equilibrio bacteriano.
  • Las duchas vaginales o una limpieza excesiva favorecen el crecimiento de hongos vaginales.
  • Algunas enfermedades disminuyen el sistema inmunitario provocando una alteración en el equilibrio vaginal.
  • El uso de antibióticos. Los tratamientos pueden matar también a las bacterias buenas y beneficiar el crecimiento de los hongos creando una alteración en el equilibrio vaginal, pudiendo pasar de una vaginosis a una candidiasis. También por el tratamiento incorrecto de la enfermedad.

¿Cómo detecto que tengo hongos vaginales?

Los síntomas son bastante claros:

  • Flujo vaginal espeso blanco y grumoso, sin olor.
  • Causa prurito, sequedad, dolor, irritación, ardor, molestias, eritema y edema. En casos extremos pueden llegar a tener llagas y grietas en la vagina o vulva.

¿Cómo se trata?

Al ser hongos vaginales se tratan con antifúngicos y no con antibióticos. Existen productos de venta libre sin receta médica para tratar los hongos vaginales en la farmacia. Y también existen óvulos vaginales y cremas con receta médica. Es importante seguir y completar el tratamiento indicado hasta el final. Ya que las infecciones se pueden repetir con frecuencia.

Ya puedes identificar los hongos vaginales, ahora verás que es fácil diferenciarlo con la cistitis.

¿Qué es la cistitis?

La cistitis es una infección del tracto urinario en el que se encuentran microorganismos patógenos en las vías urinarias. Hablamos de la vejiga y no de la vagina.

¿Cuáles son las causas más comunes?

Lo más habitual es que la invasión de las bacterias proceda de las heces. La cistitis es la segunda infección más frecuente en España y se calcula que cuatro de cada 10 mujeres la padecen a lo largo de su vida. La causante de todo esto es la E.coli.

Las infecciones urinarias pueden afectar en mayor medida a personas diabéticas, embarazadas, personas con sondas. El uso de anticonceptivos de barrera aumenta el riesgo de sufrir cistitis.

Es muy frecuente sufrir de cistitis en verano, la humedad de los bañadores favorece el crecimiento de bacterias.

Los síntomas más típicos son dolor al orinar, micción frecuente y deseo constante, e incluso puedes encontrar sangre en la orina y un olor desagradable.

¿Cómo se trata?

Hay casos de cistitis leves que se curan de manera espontánea, pero aconsejamos acudir al tratamiento para evitar que la infección se extienda con el uso de antibióticos. Además, hay un alto porcentaje de cistitis recurrentes, y el uso continuado de los antibióticos puede crear resistencias. El arándano rojo americano demuestra gran eficacia frente a este problema.

Te dejo una serie de consejos para evitar los hongos vaginales y la cistitis.

  • Seguir unos buenos hábitos de vida: beber mucha agua, y seguir una dieta equilibrada para combatir el estreñimiento.
  • Respetar el pH de la zona íntima acudiendo a productos específicos. Lavar y secar de adelante hacia atrás, usar la ducha en vez del baño y evitar las duchas vaginales.
  • Usa el servicio antes y después de mantener relaciones sexuales.
  • Evita el uso de ropa ajustada y usa ropa de algodón.
  • Los tampones pueden favorecer la humedad, puede que sea el momento de usar la copa menstrual.
  • Los probióticos durante y después de la toma de antibióticos son una alternativa terapéutica para prevenir las infecciones y mantener la flora vaginal.

¿Has visto que son totalmente diferentes? Hay algún síntoma que puede ser el mismo, pero como te decía antes, hablamos de vagina y vejiga.

¿Has tenido alguna de estas infecciones?

Fuentes:

 https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/candidiasis

https://kidshealth.org/es/teens/yeast-infections.html

https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/salud-y-bienestar/vaginitis-infeccion-por-hongos-y-vaginosis-bacteriana/que-es-una-infeccion-por-hongos

https://www.healthline.com/health/es/candidiasis-vaginal

https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/cistitis

https://cinfasalud.cinfa.com/p/cistitis/

Artículos que también pueden interesarte...

Product added to wishlist